Estación de Juego o Cubículo Casero?

Nuestra conexión diaria al mundo digital es un hecho que entre más pasa el tiempo más pareciera ser un estado natural al cual estábamos predestinados genéticamente. Tenemos a nuestro alcance infinidad de maneras de entretenernos, sea de manera activa lúdica o pasiva como observador. Cada vez existen más posibilidades de encontrar series, películas o shows de todo tipo en páginas como Youtube o Netflix. La variedad de videojuegos y plataformas donde jugarlos ha conocido un proceso similar globalizándose y acogiendo un público más diverso. Es tan profunda nuestra adaptación al funcionar digital que existen hoy en día trabajos serios, bien pagados como Gamer Profesional y Youtuber. Al parecer el futuro nos está volviendo más independientes y desprendidos del sistema para formar nuestras carreras, pero eso eso en realidad lo que pasa?….Piénsenlo…

Por un lado, sabemos que las grandes empresas de videojuegos deben invertir miles de dólares en publicidad para promocionar sus juegos y hacerse notar en un mercado extremadamente competitivo. Grandes potencias de la industria estilo Blizzard o Activision tienen el poder económico para lograrlo pero un buen hombre de negocios no es el que tiene de sobra para gastar si no el que sabe ahorrarse cada posible centavo. Ahora ¿De qué manera podrían ellos ahorrarse muchísimos centavos sin entrar en acciones ilegales o de poca moral?:

-” Muchachos he estado observado cifras y analizando la comunidad. ¿Han escuchado de la página Twitch donde fans streamean sesiones de juegos? Mirando con más cuidado, generalmente son juegos de uso masivo online estilo Dota o COD. Creo que encontramos un nuevo outsourcing que no habíamos contemplado.”

Que mejor nicho que la misma comunidad de fans devotos, fans que desean compartir con su los demás sus habilidades de videojugadores y tal vez encaminarse a una carrera de Gamer profesional.

Por otro lado, tener empleados es costoso, aún más si la rama de desarrollo es técnológico. Una gran empresa de videojuegos necesita equipos de alta calidad dentro de espacios grandes de arriendos onerosos. Hmmm, para poder streamear juegos de alta exigencia es necesario que quien lo hace tenga equipos de muy buena calidad, un set up serio y costoso.  De repente un cubículo más que la empresa necesitaba equipar de materiales, resultó formarse solito en un espacio que no debe arrendar y donde el trabajador estará más que cómodo llevándolo a trabajar por más tiempo.

Si medimos bien lo que esto genera el resultado puede no agradarle a muchos. Jugamos sintiendo que nos liberamos del día a día y que escapamos de las cosas que nos andan agobiando. La actividad lúdica es personal y se escapa del sistema que nos rodea, pero eso puede estar desapareciendo. Top streamers de juegos como League of Legends, Hearthstone, Dota 2 o Call of Duty, se están transformando realmente en empleados sin paga sin darse cuenta. El target de juegos es claro y la gran comunidad funciona como una enorme manada de fans que prefieren no ver detrás de sus adorados desarrolladores.

Existe seguramente una oscura oficina donde personajes liderando empresas de juegos se reúnen con otros que dirigen sitios de streaming online. El problema no está en que confabulen para ahorrar dinero, el problema está en transformar nuestro gozo en parte de su maquinaria, un pequeño engranaje en la industria que no es consciente que hace parte de está de esa manera. El paso a el futuro distópico de una sociedad encerrada en sí misma en su trabajo que pintaba Do The Evolution, está a la vuelta de la esquina camaradas….Piénsenlo…

#MadTheorist

Imagen: Sergio Fagua

Leave a Reply